@gimenete

Voy a crear una Sociedad Limitada. Es necesario hacer algo especial si voy a vender (exportar) servicios al extranjero?



@amaiac


Estimado @gimenete,

La exportación de bienes es una cuestión bastante clara por lo ‘tangible’ de los bienes, pero es algo que en el plano de los servicios no es tan claro ni hay unas reglas internacionales tan generales.

En el caso concreto de España, las mayores dificultades  vienen derivadas de la complejidad de las reglas de aplicación del IVA en este tema.

Como regla general para las exportaciones, existen una serie de requisitos y formalidades que en su mayor parte son de carácter tributario, y que de forma resumida se pueden citar como:

  –  Inscripción en el Registro de Exportadores de la Agencia Tributaria.

  –  Declaración censal de inicio de operaciones una vez iniciada la actividad.

  –  IVA: Es necesario tener en cuenta las exenciones establecidas para la exportación de bienes y prestación de servicios (Art 20 y siguientes Ley del IVA), así como los mecanismos y requisitos para la devolución del IVA soportado y no repercutido.

  –  IAE: Si no se ha hecho al momento del alta, es necesario ampliar la licencia fiscal en este punto.

  –  Trámites aduaneros:
       *  DUA (Documento Único Administrativo): Documento necesario para el cumplimiento de las formalidades aduaneras requeridas para las operaciones de intercambio de mercancías.
       *  INTRASAT: Documento que sirve para obtener información sobre el comercio entre los países comunitarios.

  –  Otros: En función de las mercancías y país de destino existen otra serie de obligaciones y requisitos que cumplir que sería demasiado extenso detallar en esta respuesta. En particular refiriéndose esta específicamente a prestación de servicios.

En el caso particular de la prestación de servicios como plantea en la pregunta y específico del comercio electrónico como parece plantear su perfil, la situación es algo distinta a la planteada para la regla general.

Se entenderá prestado el servicio a efectos de IVA en España cuando el destinatario sea un consumidor final, con lo cual no hay ‘exportación’ a efectos de este impuesto. Por el contrario, sí se entenderá prestado en el extranjero el servicio si el destinatario final es empresario o profesional con sede fuera del territorio de aplicación del impuesto.

Y en el caso concreto del Comercio Electrónico existe una particularidad más sobre la regla general expuesta, y es que se  entenderá que el servicio se presta dentro de España aunque quien lo preste se encuentre fuera de España cuando el destinatario del servicio sea un consumidor final con residencia en España.

De cualquier forma, y a modo de curiosidad, parece haber una tendencia en Europa a la homogenización y la simplificación en materia de IVA de la que la última idea por el momento parece ser la de gravar el IVA para todos los casos en el estado de destino. Pero es algo para lo que tendremos que esperar.

¿Te ha gustado?, ¡compártelo!

¿Cómo funciona?

Si quieres enviar una pregunta envía un tweet al usuario @asklegis.
Si ves una pregunta en la lista de pendientes que querrías ver contestada, retuitéala. Cuanta más gente muestre su interés, más probable es que la contestemos.

Cada semana contestamos una pregunta.

Y si no puedes esperar y te gusta cómo trabajamos siempre puedes o llamarnos por teléfono al número que aparece al pie.